MUJER: Se entiende por mujer*1 a todo ser humano de sexo femenino, en oposición a aquellos de sexo masculino clasificados bajo el término hombre. Dentro de la categoría mujer pueden contarse las de niña, adolescente y adulta. A su vez, con frecuencia se utiliza el término hombre para referirse a la humanidad en general o al individuo en sociedad, de forma que también se comprende a la mujer en dicha consideración.
Durante mucho tiempo el ideal femenino se limitó a la realización de tareas domésticas, familiares y privadas. Mujer como sinónimo de hogar, adorno, belleza,  armonía, y pureza. La mujer orquesta, la pianista y cocinera….roles que embellecen.
La familia, núcleo patriarcal por excelencia, reflejo de la sociedad en la que está inserta; le marcó su rol y le enseñó a ser señorita y MUJERCITA al mismo tiempo.
Muchas fueron las formas se sometimiento femenino, desde definiciones que nos caracterizan por oposición a un ser primigenio y creador: EL HOMBRE, hasta un mandato social que nos hacía esclavas de miradas, palabras sin decir y modas. Llevar corsé era un deber….un deber ser.
Su rol social estaba en la crianza de los hijos, (entiéndase por hijos a los varones), y con las niñas su papel era de trasmisora de cultura: cultura del cuidado de la casa, nociones de cocina, modales, respeto a Dios, al hombre, las instituciones y por supuesto, a sus deberes. La sociedad le ayudaba en esta ardua tarea de “Criar”; la escuela por ejemplo, por medio de lindos animalitos dignos de ser imitados, le enseñaba a la niña a ser MUJER, mujer hija y esposa…”Coquita, la gallina mamita, vive ocupada, ocupadísima. Aquí está peinando a su fila de pollitos para que vayan a la escuela”*2…escuela modeladora de comportamientos.
Entonces estas mujercitas devenidas a mujeres sin haber mutado de espíritu, seguían siendo blanco de dominación: no habían practicado otro rol, no sabían participar, no podían hablar y mucho menos entender si escuchaban.
Eran adornos, rosas blancas y puras, de color rosa o amarillo…anaranjado pocas y color rojo fuego las que se reproducían como conejas, que si eran buenas madres eran bien vistas, sino…eran mujeres  de SI fácil, mujeres de la vida. Porque durante mucho tiempo ser mujer virtuosa fue sinónimo de ama de casa abnegada y bella, apretadas en trajes que no les permitían soñar en libertad, pero si lucir bonitas, “mantente bella y cierra la boca”*3
Y cuando la mujer se definió a sí misma como mujer, no dependiendo de definiciones prestadas se vio como ser humano sensible capaz de comprender al otro, y de verle a un extraño el corazón en los ojos. Se sintió viva y fuerte; pero no confundiendo su fortaleza con la capacidad de soportar el dolor físico al parir o el de la discriminación, no. Vio su espíritu de superación, de trasgresión. Su voluntad de romper con los imaginarios que la encerraron en la casa a cumplir con mandatos impuestos.
Alzó la voz… la voz callada y oprimida durante tantas vidas que muchas veces por callar y tragarse las palabras; estas se convirtieron en vientres estallando de nuevas MUJERCITAS, o “hijos”, por qué no….
Muchas se conformaron, otras no creyeron o pensaron en la posibilidad de salir, de vivir. Pero las rosas azules, crecieron en los jardines de invierno y pujaron con tal fuerza que estallaron en perfume…Su color extraño impactó de tal manera que muchos intentaron podarla de raíz y otros no dejaron de admirarla.
La semilla germinó, y las rosas azules siguen floreciendo. Hoy inundan las calles de perfume, el olor se expandió y se elevó por el aire tiñendo de azul brillante los sueños nunca dichos.
María Giselle Possi. “ROSA AZUL “.

*1-http://www.definicionabc.com/general/mujer.php
*2- Mujercitas ¿eran las de antes? Graciela Cabal. Editorial Sudamericana. Edición 1.998
*3- Mujercitas ¿eran las de antes? Graciela Cabal. Editorial Sudamericana. Edición 1.998
*4- Rosas azules. Expresión tomada de “Las Rositas” de Graciela Cabal, haciendo referencia a la rosa azul.

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.