La hemiplejia moral es un término acuñado por el filósofo español José Ortega y Gasset en el prólogo para su obra en versión francesa de “La rebelión de las masas”, publicada en 1937: Y dice: “Ser de izquierda, lo mismo que ser de derecha, es una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un idiota, un gañán, un animal unidireccional que sólo responde y toma por ciertas y como principios de vida las ideas estrechas que en distintas circunstancias fueron dictadas por otros, y siempre vistas desde un mismo y único ángulo.

Ambas posiciones, en efecto, son formas de la hemiplejia moral que suele andar como esclavizante irracional por esos mundos, dando lecciones y queriendo servir como modelo de actitud y pensamiento”. La intención de Ortega con este neologismo es criticar a las personas que, auto determinándose dentro de la derecha o la izquierda, políticamente hablando, son incapaces de pensar de una forma extensa y abarcadora, más allá de su ideología prestada y de un repetido programa de respuestas mecánicas de un único ángulo y visión, y así, de repiten un mismo lenguaje, como loros, con pocas o ninguna idea de cosecha propia. Y todos alejados del análisis y la crítica honesta, de sí mismos y de los sistemas, que estén basadas en vividas experiencias y hechos bien conocidos, de forma análoga a la persona que padece de la parálisis motora en la mitad de su cuerpo y que ésta termine por obnubilado no entendiendo cómo es que la otra parte funciona bien, propia de la condición médica conocida como hemiplejia. Y ya no sólo como una limitación del pensamiento, sino, tal que, y conociendo cómo era Ortega y Gasset en su amplitud de raciocinio, sin fanatismo alguno, siempre visto desde una perspectiva donde impere la filosofía escudriñadora.

El hombre, viene a decir este inmenso pensador, no debería centrar la visión de su vida o de sus actos desde la óptica de estar parado en una sola orilla dentro de la política y el orden social en cualquiera de sus manifestaciones, sino desde la óptica (y esto es lo que se entiende que quiere decir la cita de marras) de la filosofía, que es una posición objetiva y racional, y que es la savia verdaderamente innata que debe correr dentro de cada persona en su búsqueda de la Razón y la Verdad.

Los religiosos no saben nada de esto (disfrutan la ceguera que les da la satisfacción del fanatismo y sus argumentos llegan hasta donde ese fanatismo les levanta un muro que no pueden superar. Y en su sombra se echan). Para una mente amplia existirá un Mundo amplio, y para una estrecha otro, pero estrecho también. O como decía Gurdjieff: “no se es de una manera para una cosa y de otra para otra, se es de una manera”. Y quien no la cambie o clarifique constantemente, es un prisionero de sí mismo, y un condenado a vivir en la esclavitud maniatada y rígida de su pasado, al cual se aferra, en cuerpo y alma y creencias, para no sentirse, estúpidamente, si acaso evoluciona, un traidor de lo que ha creído y vivido. (!Qué Grande!)

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.