“La honestidad es la mejor política”, fueron unas de las últimas palabras que dijo mi abuelo antes de partir a ese hotel en el cielo lleno de ángeles y demás. Comencemos desde el principio…

 

Mi nombre es Juan, tengo 11 y no se imaginan en que líos me metió una simple mentira. Ayer un amigo mío me invitó al Shopping, íbamos a ver una peli y probablemente comer algo o jugar en los jueguitos cuando ¡nos quedamos sin plata! Nos paseábamos y veíamos un montón de cosas, desde juguetes hasta balones de fútbol. Eran las siete treinta y estábamos hambrientos, entonces vimos una máquina de chicles, -¡Cincuenta centavos por un chicle! exclamé yo, como mi estómago estaba a punto de  cerrarse fuimos con el subgerente a reclamarle que “supuestamente” habíamos puesto la moneda, giramos la palanca y nada. El gerente nos creyó, teníamos un chicle. Estaba a punto de morderlo cuando. ¡No!, Nacho:- Ese chicle está lleno de culpa, no podré soportarlo. ¡Devuélvelo! No,  es solo un chicle no te pueden encarcelar por ello. Eso creía yo, en fin lo comí y fuimos a ver la película, cuando de repente vino el gerente con unas llaves y con dos guardias atrás. Controlaron la cantidad de monedas con la cantidad de chicles y tal parece que faltaba una. El gerente enojado le dijo al subgerente: -¿Quienes fueron los mocosos que te inventaron tal historia? Fueron ellos señor, nos señalo con su tembloroso dedo  por el miedo al despido. Así que estos dos fueron ehh… bueno tal parece que tendré que llamar a sus padres niños. No señor se lo ruego dijo Nacho. Cuando me confiscaron el celular y llamaron a mamá no tenía ninguna excusa para ella así que pensé: “Las mentiras me metieron en esto, más mentiras no me sacarán de esto”. La llamaron, le conté tal cual lo que pasó. Me sentí aliviado por sacarme un peso de encima aunque seguía en problemas. Cuando mi  mamá nos retiró estaba muy furiosa y no la culpo en fin al llegar a la ciudad Nacho se fue a su casa y yo recibí mi castigo, dos semanas sin computadora y una sin televisión. Bueno que esta se una lección para todos los que me leyeron, “La honestidad es la mejor política”

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.