Soy el hermano menor de cuatro devoradores de libros. Y por suerte, dentro de esa atmósfera, no tenía escapatoria. Los libros y la música clásica llenaron mi vida de maravillas desde la niñez. Y, como éramos muy pobres, aún hoy no sé cómo se las arreglaban en la casa para conseguir lo que se leía. Creo que existía entre los amigos del pueblo y de La Habana una línea de préstamos de libros que se respetaba sin una falla y sin demoras. Las obras circulaban de mano en mano sin perderse. La música la escuchábamos por la radio en la estación clásica CMBF que estaba en el aire sin descanso por 24 horas. Y creo que desde el principio mi hermano mayor, de enorme cultura, fue quien me enseñó música y decidió lo que habría de leer yo. Pero en realidad, como un recuerdo muy lejano y nada preciso, creo que el primer libro que me impresionó, y que realmente “leí”, fue un contrabando que conseguí con un amigo para introducirlo y leerlo casi a escondidas en la casa: Ibis, de José María Vargas Vila. Nombrar a este autor en esos años era como nombrar al diablo: la Iglesia con su gran poder lo había excomulgado y desprestigiado al máximo posible. Decían que sus temas eran demasiado sensuales y que inclusive se había acostado con su madre. Y nuestra atrasada mentalidad pueblerina se hizo eco de tal imbecilidad, menos en mi casa, que quizá también estaría medio excomulgada, con un padre anarquista que de joven quiso ir a pelear por la República a la Guerra Civil Española y cuatro hijos que no creían ni en la paz de los sepulcros y que jamás habían rezado en una misa ni en parte alguna. Y leí la novela Ibis a escondidas, porque siendo casi un niño, estaba demasiado influenciado por el mundo externo y por vergüenza no hice consultas en la casa. Creí en un momento dado que estaba haciendo algo malo, así era de tan jovencito y de inocente cuando lo leí. Vargas Vila, que también fue un anarquista, lo entendería.

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.