Al despertar, no había imaginado que media hora más tarde se toparía con un bosque en plena calle. Así, como tirado al desgano por el alba, con hilachas de niebla aún entre las ramas. Reticente al principio, se quedó mirándolo y, como no había testigos, decidió meterlo dentro de su manga. Lugar había, porque desde muy pequeña estaba habituada a guardarse ahí todos los ases que encontraba: le bastó con sacrificar algunos y ¡slurp!, adentro el bosque.

Ilargi estaba encantada con su secreto. El primer ¡oh! interior sobrevino cuando tuvo un pequeño acceso de tos: el gorrión abandonó su boca, echó a volar y ella se quedó escupiendo un par de plumas. Y bueno, se dijo con taimada docilidad, tener un bosque en la manga ha de tener algún precio. Y como su aguinaldo le alcanzaba cómodamente, siguió oronda. Más molesto fue dos cuadras adelante, cuando sintió en su ombligo la pelea de unas ardillas chusconas. Metió su mano al bolsillo, sacó dos bellotas gemelas y se las dio. Las caderas suspiraron de alivio y recuperaron su silencio.

Quizás entonces empezó a echar de menos la luz. Llenos como tenía los ojos de hojas y frutos, le parecía andar en círculos. Apartó unos tallos de menta y melisa que asomaban por un calcetín, y descubrió la muesca en la pierna. Por ahí ya había pasado. Se riñó sin levantar mucho la voz, con la mirada clavada en la lechuza que dormía en su pecho, y sacudió suave la cabeza, temiendo por el hormiguero instalado en el oído medio.

El extravío abatió dulcemente a Ilargi. Con los pies enraizados y los brazos colmados de nidos; con las yemas de los dedos aguardando el vuelo de las mariposas y el musgo creciendo en los huesos; reencontrarse significaba la deforestación.

En medio de la calle, la sonrisa frondosa de Ilargi justo antes de cerrar los ojos.

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.