El grito en el agua, por Leandro Anaguano

Transeúnte excrecencia que acaricias
los poros del rescoldo
esa lágrima de árbol
que resguarda la memoria pájara

y gris indefinida
una brisa que se apaga al mediodía
porque todo es octubre

raza que anochece
estertor de arcilla
estupor irrevocable ala
y escombro sobre ruina.

Cómo decir: quema la herradura,
lastima los oídos la lengua del belfo,
si tienes castrada la lengua y amordazados los dientes.
Dilo con un grito en el agua.

¿Y tú transeúnte excrecencia?
Gran Libro
de extirpada página
tienes llena de oro la boca.
Acaricias a la madre que asesina
sus entrañas en el agua.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.