REVO: (cantando) “Sur paredón y después, sur una luz de almacén ya nunca me verás”, (habla al público) Cuando nací, Aníbal Troilo, estrenaba ese tango en radio El Mundo, y Perón nacionalizaba los ferrocarriles. No, como voy a acordarme. Esto lo sé por la vieja, que me contó. Uno siempre cree lo que le dicen los viejos. Porque hablan tanto los viejos? (pausa) A lo mejor Dios es un sonido, decía un anarquista que conocí en el setenta. Ah… los años setenta, casi reventamos el planeta, pero también nos reventaron a nosotros.   (Comienzan a entrar los demás y se sientan, en la mesa hay vasos con un sifón de soda, todos toman). Ya nos estamos escapando del tema, escaparse, muy de los setenta. Había que escaparle a la cana, pirarse de la casa, de los viejos, para ser setentista. De esa época solo quedamos nosotros . (Se ilumina la mesa de los varones. REVO se va a sentar.)

RELIGIOSO: (Entrando) Adiós, adiós, todo bien? (Se sienta).

MUSICO: Sí, todo bien, eh todos los días lo mismo, hasta cuándo?

RELIGIOSO: Hasta el fin de nuestros días (Se persigna). Ave María Purísima.

POETA: Que no sos budista?

RELIGIOSO: Ya no.

ALIAS: Siloista?

RELIGIOSO: Tampoco. Te acordas cuando era siolista, que jodido estaba todo.

REVO: Vos sos del gordito ese de la India.

RELIGIOSO: No, ese me tenía loco.

ALIAS: Sahi Baba!

RELIGIOSO: Tampoco

POETA: Ah, ya sé, fuiste a pare de sufrir!

ALIAS: Si, fue, pero ahora sufre porque no se le para (risa general)

RELIGIOSO: (Piensa, pausa golpeando la mesa con la mano) Ahora soy cristiano macho.

REVO: Puedo hacerte una pregunta?

RELIGIOSO: Sí, por supuesto.

REVO: No has probado con hacerte Ateo?

RELIGIOSO: No, Ave María Purísima.

REVO: Es que te veo dar tantas vueltas, con esto de la fe, que a lo mejor sos un ateo no asumido.

RELIGIOSO: Eso es herejía.

POETA: Porqué cambias tanto de religión?

RELIGIOSO: Por lo que puta pudiera. No quiero quedarme sin cobertura religiosa.

ALIAS: Ahora entiendo, andas buscando la religión que mejor cobertura te brinde para la otra vida.

RELIGIOSO: Si, maso o menos.

POETA: (después de un silencio) Che, se acuerdan de Víctor Mature?

TODOS: (extrañados) De quién?

POETA: De Víctor Mature.

REVO: Pero que tiene que ver Víctor Mature con nosotros?

POETA: Es que hablaban de religión, y yo me acordé de él.

MUSICO: Ese trabajaba en “El Manto Sagrado”

ALIAS: En “Sansón y Dalila”.

POETA: Trabajó en un montón de películas. Te acordas que físico que tenía?

ALIAS: Como será el lomo que cuando veía una película, pensaba qué película es ésta que el actor tiene más tetas que la actriz. (Se ríe, los demás festejan)

REVO: (Se adelanta al centro del escenario) Me imagino que en todas las épocas, fue lo mismo, como dice el tango, en el 510 o en el 2000 también. Es la repetición cíclica de la historia. Quieren saber cómo era el 21? (comienza a sonar “cuando tu no estas” de Carlos Gardel)

REVO: Vieron lo que pasó, en la Patagonia?

TODOS: No… qué?

REVO: Fusilaron un montón de peones, con el pretexto de que eran anarquistas infiltrados. No quedó nadie.

POETA: Se le fue la mano al peludo ésta vez.

RELIGIOSO: Eso les pasa por alejarse de la fe. El apocalipsis dice, solo se salvaran los que…

ALIAS: (cortándolo) Usen camisetas. (Ríen todos)

REVO: (cortándolo, molesto) Cállate, deja de hablar macanas, la cosa es mucho más seria.

ALIAS: Está bien, no es para tanto.

REVO: Tenías razón Marx, cuando decías que la religión es el opio del pueblo.

POETA: Cual Marx. El Groucho?

REVO: No gil, Karl Marx.

POETA: Ah, ese.

ALIAS: Ya en la divina comedia se habla de la decadencia (saca la libretita negra). A propósito, quien me invita a comer mañana? (nadie dice nada) Reitero la pregunta, a quién anoto para mañana? (Todos callados. Bajan un poco las luces, Revo se adelanta al público)

REVO: Si, en el 21 era así. Después llego la década del treinta, España en armas, Hitler se hacia cargo de Alemania. Acá mataban anarquistas a lo loco (comienza a canción “Viejo Gómez”, por Cype Locosvsky, u otro interprete). Sí, no había un mango, como será que nosotros nos reunimos en la plaza, debajo de un naranjo, frente a la catedral. (Todos, menos Religioso, como si estuviesen en la plaza con frio). Por eso nos decían el club del naranjo, estábamos en contra de los filo-nazis que se reunían en el bar Germania. En esa época, el Religioso nos abandonó, se fue con los de Germania.

ALIAS: (corta una naranja, la pela, y se pone a comer. Ofrece a los otros). Alguien quiere naranja?

MUSICO: No gracias, no se como podes comer esas naranjas, con lo agrias que son.

ALIAS: El hambre es más agrio.

POETA: (corta un azahar, lo huele) “Olor azahar. Olor a pan. Huele a Paz y a pan de Navidad” (canción del 45’)

REVO: Desde entonces, todos los acontecimientos, los festejamos en la plaza. Un día de Octubre del 45, hasta nos bañamos en la fuente. (Todos jugando, como si estuviesen enla fuente mientras se bañan, ruido PERÓN PERÓN PERÓN de bombas) Otro día nos bombardearon (Ruidos de aviones y bombas, todos se protegen).

MUSICO: (en medio del bombardeo) Son bombas de verdad?

ALIAS: (Con ironía) No, sin van a ser bombas de queso.

POETA: (En medio del bombardeo) Me acuerdo del 17 de Octubre!

TODOS: Sí (de golpe para el bombardeo. Silencio total)

REVO: (Comienza a incorporarse y los otros también) Parece que no tiran más.

ALIAS: Menos mal.

POETA: Che, estos están locos. Meten bala nomas.

REVO: Siempre han hecho lo mismo.

MUSICO: Hasta cuándo?

POETA: Si uno supiera.

REVO: Con el tema de las elecciones, han parado la mano.

POETA: A quien vamos a votar?

ALIAS: Yo, le hago caso al viejo, él mando a votar Frondizi.

REVO: A cambio de qué?

ALIAS: No sé. Creo que la libertad de los compañeros detenidos. Y otros puntos más que no conozco.

REVO: Gano Frondizi, y ahora?

TODOS: (Gritando) “huelga, huelga, huelga…”

ALIAS: Ahí viene (Aparece religioso).

RELIGIOSO: Adiós, Adiós. (Se persigna).

REVO: (indiferente) Que haces, tanto tiempo.

RELIGIOSO: Vengo a encolunnarme con los libres. (Grita) “Libres, libres”. (Algunos lo acompañan) Libres. (Otros gritan) Laicos, laicos…” (hay forcejeos, se enfrentan los dos bandos siempre gritando laicos o libres. De golpe se quedan los dos bandos quietos).

RELIGIOSO: (Grita solo) Libres. (Todos lo miran sin entender).

REVO: No seas atrasado, eso ya pasó. Ahora la cosa es entre azules y colorados.

RELIGIOSO: Y nosotros con quién estamos?

REVO: No sé, yo con ninguno. Es un problema de los milicos.

ALIAS: Yo estoy con los blancos; vote en blanco.

ALIAS: Este siempre le hace caso al viejo.

REVO: Gano Illia. Y ahora?

TODOS: “Huelga, huelga, huelga”.

REVO: (mientras los otros siguen gritando. Se adelanta al público). Aquí entramos en la zoopolítica. Primero la tortuga, después la morsa, la víbora y luego Lanusse. Nosotros seguíamos en la plaza. Un día del setenta nos envalentamos y tomamos ciudades… Córdoba, Rosario, Tucumán, Mendoza… (Lo interrumpen)

TODOS: (como si estuviesen en una barricada). “Se va acabar, se va a acabar la dictadura militar”. (Explosiones, ruidos de sirenas, gritos. Se escucha la canción “Hasta siempre”. Todos, incluida Elsa, parados como si fuesen a ser fusilados, silencio total. Bajan las luces, luz negra iluminando a los actores)

REVO: “22 de Agosto de 1972. Base Almirante Zar, Trelew”

TODOS: (después de un tiempo gritan) “Presente” (Ruidos de ametralladoras. Caen muertos luego de un tiempo. Revo se reincorpora y se dirige al público).

REVO: Después vino la época de los parientes. Primero el tío (vuelve con el grupo)

TODOS: (cantando) “Que lindo, que lindo, que va a ser, el hospital de niños en el “Sheraton Hotel…” que lindo, etc…”

RELIGIOSO: (gritando con voz enérgica). Silencio. (Todos se callan). De donde sacaron eso del Sheraton hospital?

ALIAS: (Tímidamente) El tío, el tío…

RELIGIOSO: que tío, ni tío. (Mientras habla, se pone y saca corbata). Ese ya no está. Ahora estoy Yo. (Con mucha importancia) El Yerno (sigue con la corbata).

REVO: Muchachos, las cosas se están poniendo peligrosas. Hay que tener cuidado. Mucho cuidado (Juegan a las escondidas, Religioso se tapa la cara, cuenta, y termina el que no se escondió se embromó. Alias no tiene tiempo de esconderse) Piedra por Alias (comienza a pegarle, lo deja tirado, se pone a buscar a los otros, les pega. Quedan todos tirados)

ALIAS (Dolorido) Esto va a terminar cuando venga el viejo.

REVO: (gritando) Mentira, el viejo no va a venir. El viejo está muerto, entendes? Muerto. (Quedan todos quietos. Pausa. Vuelven las luces. Revo se adelanta al público). Bueno dejemos el pasado, y comencemos con nuestra historia y nada de realismo mágico (piensa y se explica) ese que se mezcla espacio y tiempo. Será nuestra historia mágica; quizás solo un despelote del que al último no se entiende nada. Podría ser nuestra historia mágico-realista

(APAGON)

(Al encenderse la luz, están todos sentados. Entra Alias con libros y diarios debajo del brazo una bolsa de plástico. Vestido con bermuda de jean viejo, una chomba blanca, medias blancas, zapatillas, una gorra y anteojos oscuros).

REVO: (Al verlo a Alias se alegra. Lo anuncia como alguien muy importante) con nosotros Alias, una gran lector de nuestro medio.

ALIAS: Hola (se sienta)

TODOS: Hola.

MUSICO: De dónde venís?

ALIAS: (muestra un libro). Saramago. “El evangelio según Jesucristo”.

RELIGIOSO: No les permito que se tiren contra diosito.

LIAS: Si nadie dice nada.

REVO: (a Religioso) Para la mano San Carlos, que persecuta que tenés.

RELIGIOSO: Yo digo nomás.

ALIAS: Con permiso del obispo, paso a explicar lo que leí en algún libro. Dos puntos a saber. El catolicismo se inspiró en los griegos (toma un poco de soda, todos lo escuchan con atención). Por ejemplo, como se llama el santo que peleo con el Dragón? ( a Religioso)

RELIGIOSO: San Jorge.

ALIAS: Si señor, que hizo San Jorge, encadenó al dragón y lo liquidó. Lo mismo que Hércules (todos callados, gestos de Religioso)

POETA: Puedo prosar (todos… sí). Bueno en noches oscuras, como boca de lobo, puede escucharse el canto de la sirenita varada, que no hace más que confirmar todo lo que está diciendo en este momento este gran teólogo, que supimos conseguir, pero mi amigo se olvidó de algo muy importante, los demiurgos. El recuerdo de los demiurgos fue evolucionando hasta los serafines y querubines.

ALIAS: Exactamente, y no nos olvidemos de los gnomos.

RELIGIOSO: (Persignándose) Son todos herejes.

ALIAS: Dicen que los gnomos se divertían con los humanos.

RELIGIOSO: Como ustedes conmigo.

MUSICO: (cansado) Ya está, corten con eso. Hablemos de otra cosa. (Se quedan callados, toman soda).

POETA: (cortándolo) Te acordas del 55?

(Se levantan todos, cambia la luz y gritan “La vida por Perón” “La vida por Perón” Queremos las armas!)

RELIGIOSO: (se adelanta) “En el día de la fecha el General Perón renunció a la presidencia para evitar derramamiento de sangre”.

(DESAZON DE TODOS)

MUSICO: (comienza a cantar la chacarera del 55).No, yo digo la chacarera del 55…” (Los otros se suman al canto, acompañan golpeando la mesa, las manos, etc.).

POETA: (mientras todos cantan, pregunta a Músico) Che, esa chacarera es trunca?

MUSICO: (escucha, piensa y levanta a mano en un gesto exagerado, con mucha importancia). Puff… trunca hasta la mierda.

ALIAS: (Cuando terminan de cantar, a Músico).Seguís viviendo en San Cayetano?

MUSICO: Si.

ALIAS: En que parte?

MUSICO: Viste que hay dos canales (Alias afirma) bueno, yo vivo entre el canal mayor y el menor.

ALIAS: cerca de mi casa, yo vivo al frente del canal mayor.

RELIGIOSO: Mierda, lo escuchas hablar a estos dos, y parece que están en Venecia, hablan de canales nomas.

POETA: (a todos) Se acuerdan de la virgen?

REVO: Que virgen?

POETA: La virgen del canal. Esa que apareció en San Cayetano, arriba del árbol.

REVO: Eso fue una mentira, un bure.

RELIGIOSO: Yo la he visto.

REVO: Que vas a ver

RELIGIOSO: La vi, con éstos mismos ojos.

MUSICO: (Tararea la de virgen de la macarena). “De noche cuando me acuesto le rezo a la virgen de la macarena… etc…” (Mientras Músico canta)

RELIGIOSO: (con firmeza) Yo la he visto. Estaba haciendo la colimba, y nos llevaron a hacer guardia por la cantidad de gente que había, de golpe el árbol comenzó a moverse y la gente gritaba “la virgen”, “la virgen”, todos se arrodillaron y rezaban, la he visto, te juro que la vi.

POETA: Tu fe, te ha salvado.

REVO: No, tu fe te ha engañado! Es la materialización de los deseos.

RELIGIOSO: La vi, la vi.

ALIAS: Eso ya sucedió, lo leí en “La Dolce Vita” (músico tararea “Patricia”)

REVO: Lo viste?

ALIAS: Cómo?

REVO: Lo viste, no lo leíste.

ALIAS: Ver o leer, cual es la diferencia. Tenés razón lo vi. Bueno me voy (se levanta, comienza a juntar los diarios y revistas) Chau.

TODOS: Chau Alias.

REVO: Donde comes mañana?

ALIAS: En lo de Pedro

REVO: Y pasado mañana?

ALIAS: En la casa de Nelly. Ese mes lo tengo cubierto, si querés te anoto para el otro.

REVO: Bueno anótame (Alias saca una libretita negra y anota). Bueno chau. Me voy a chatear (sale Alias)

POETA: A chatear dijo? No me digas que está enganchado con internet.

REVO: Él le cambia la chata a los viejos.

TODOS: Ah, ah, ah… (Silencio)

POETA: Che se acuerdan de Perón?

REVO: El que fue presidente tres veces?

POETA: No, el loco. Ese que cabeceaba piedras y ladrillos.

MUSICO: Que bárbaro, una vez lo vi cabecear el arco de Atlético, casi lo rompe y a él ni la tos le daba.

RELIGIOSO: Menos mal, yo pensé que hablabas de otro.

(APAGON)

(al encenderse la luz, está Revo en el centro del escenario, los otros sentados).

MUSICO: (canta un pedazo de “Cafetín de BS AS”)

REVO:  . (Entra Mujer y se sienta a la par de los hombres) Desde ese mismo momento que la vi, supe que ella nos a iba separar. Ustedes creen que exagero, ya se darán cuenta de que tengo razón. (Se ilumina la mesa de los hombres, todos intrigados por la mujer)

ALIAS: (A todos). Quién, o qué es? (Nadie dice nada, comienza a preguntar a uno por uno)

RELIGIOSO: Qué quién es? (Piensa) Para mí, y sin exagerar, María Magdalena.

ALIAS: Está bien, para vos Poeta.

POETA: (Piensa). Es la imagen avasalladora, de la sublime belleza que inspiro a Virgilio.

ALIAS: (a Músico). Tu turno, Músico.

MUSICO: Para mí, es una nota perfecta, que se escapó de una sonata, de Chopin, por eso nunca nadie pudo ejecutarla. No hay instrumento capaz de tocarla. En síntesis, es un concierto no estrenado.

ALIAS: Revolucionario.

REVO: (Piensa). Ésta mujer es la revolución inconclusa.

RELIGIOSO: Y para vos Alias, que representa?

ALIAS: Mirá, con el hambre que tengo, es un riquísimo sanguche de milanesa.

POETA: Muchachos, hay que salir de la duda (poeta se dirige a Elsa). Mis amigos y yo, queremos saber, quién sos?

ELSA: (Sin darle mucha importancia). Simplemente Elsa, punto suspensivo.

POETA: Mucho gusto, Elsa. (Se vuelve a la mesa de los amigos, se sienta y no dice nada)

ALIAS: y?

POETA: (imitándola). Simplemente Elsa, punto suspensivo.

ALIAS: (Muy alegre). Adiviné, que les dije. Vieron que el hambre puede más que el conocimiento. Que dije yo, cuando me preguntaron quién era?

REVO: Creo que dijiste algo de comer.

ALIAS: No señor, yo dije su nombre. Cuando me preguntaron dije: EL-SA-nguche de milanesa. (ríe). Que grande. Viva el hambre. El hambre es saber.

MUSICO: Bueno, ya sabemos el nombre, ahora veamos que significa el punto suspensivo. (Piensa). De acuerdo con mis conocimientos musicales, es brasilera, lo que quiere decir que estamos en presencia de EL-SA-mba, música de Brasil. (Canta pedazo de “Chica de Ipanema”)

RELIGIOSO: Chaikovski está totalmente equivocado, el tema es religioso es EL-SA. Grado sacramento (música sacra)

POETA: Pienso tanto en ella que no se me ocurre nada. Podría ser EL-SA ber sin límites.

ALIAS: Revo

REVO: (Se para, muy serio, comienzan a bajar las luces). No, no puede ser. Es EL-SA ngriento episodio de mi pasado. (Todos se quedan quietos, las luces se prendes y apagan, se pueden agregar gritos, explosiones, Revo que grita). Cuidado compañera es una emboscada. (Ruido de ametralladora, voz  de mujer: me dieron, ay , ay me dieron). (Todos quietos, Revo se queda inmóvil pensando, después de un tiempo vuelve a iluminarse el escenario. Todos callados)

ALIAS: (para romper el silencio) Permiso me voy al baño.

TODOS: Vaya nomas. (Alias se levanta y se va)

ALIAS: (desde afuera del escenario) Che, no hay luz en el baño.

MUSICO: Para que, querés la luz?

ALIAS: Para mear.

POETA: Que, no sabes mear?

ALIAS: Si, como o voy a saber-

RELIGIOSO: Mea de memoria entonces.

(APAGON)

(Al encenderse la luz, están todos sentados en la misma mesa. Silencio. Comienza a sonar la obertura 1.821 de Chaikovski. Todos en silencio, escuchando, cuando baja la música comienzan a hablar).

MUSICO: Que grande este Chaikovski

(Nadie contesta)

ALIAS: Que calor que hace. Es raro este calor en esta época.

REVO: Otro batinga mas?

ALIAS: He! Porque me decís así?

REVO: Si, porque todos joden con esto del calor en esta época, y lo único que logran es que se entere el hacedor del clima (Lo interrumpe Religioso)

RELIGIOSO: Diosito. Diosito es el hacedor de clima (no lo dice con tanta seguridad ante la mirada de los otros)

REVO: Mira no sé si es Diosito o quien. Bueno, volvamos a la cuestión. (Pausa, a Alias) Che Alias vos nunca has trabajado?

ALIAS: No, ni pienso. El que trabaja es porque no sabe hacer nada

REVO: Y vos Chaikovski? (A Músico) laburaste alguna vez?

MUSICO: Si, tuve un laburo muy importante.

REVO: Relacionado con la música?

MUSICO: Totalmente.

REVO: Qué hacías?

MUSICO:  (con mucha importancia) Despertador de gallos…

TODOS: Que… (Cantan como gallos)

REVO: Como  erá eso?

MUSICO: (Siempre con mucha importancia) Bueno yo me despertaba y le daba la señal al gallo de mi casa para que empiece a cantar, una vez que empezaba le daba la señal al gallo del vecino para que no se interpongan los cantos, y así todos los gallos dela cuadra. Una vez que todos cantaban yo me iba a dormir.

REVO: Que laburo, eso era muy pesado?

MUSICO: Si, tenía sus contras porque los días nublados o con lluvias no laburaba y por supuesto no me pagaban, o a veces tenía que laburar a deshora. Por ejemplo a veces estaba por cambar el tiempo y yo tenía que dar la orden para que empiecen a cantar.

ALIAS: Quien te pagaba?

MUSICO: No sé, todos los meses llegaba a casa un sobre con dinero de una fundación

ALIAS: Era mucha guita?

MUSICO: Si, en dólares.

RELIGIOSO: Deben de haber sido de una secta satánica, porque el gallo lo usan para la magia negra.

MUSICO: No, era de “La Fundación Pro Canto del Gallo”, con sede en EE.UU.

REVO: Estos yanquis tienen guita para todo.

ALIAS: Y porque dejaste?

MUSICO: No, yo no dejé, no sé qué pasó, pero de golpe se cortó, nunca más me llego la guita, me puse a averiguar qué había pasado y la culpable era la TV. Habían inventado un aparato que los hacia cantar solos, la TV, decía algo así (imita la voz de las ventas televisivas).Si su gallo no canta no se haga problema, no deje que un extraño lo haga cantar, pruebe con el nuevo dispositivo ultrasónico Gallil. Usted pone Gallil en el agua y cuando su mascota bebe, las ondas sonoras comienzan a actuar produciendo un canto afinado, con una voz melódica que da gusto escuchar. Además usted podrá seleccionar la música que quiera, arias de ópera, tango, folclore, o lo que quiera oír. Llame ya. Si llama dentro de los diez minutos le obsequiaremos un libro con todas las canciones que quiera escuchar. LLAME YA. (Pausa). Nunca más volví a trabajar. (Pausa)

RELIGIOSO: Como no. Yo te hice dar laburo en la iglesia.

MUSICO: Andá, con ese laburo no sacaba un mando.

Pero te aseguraban la vida eterna

MUSICO: Que vida eterna y las pelotas, yo necesitaba morfar, así que dejé. Soy un desocupado como Alias.

ALIAS: (ofendido) No señor, no le permito. Yo soy un desocupado de toda la vida, ahora cualquiera es desocupado, a mí me dieron la medalla de oro por cumplir 50 de desocupado y no faltar nunca. Soy el único jubilado como desocupado, no solo eso, si no que después me contrataron como desocupado, y cuando se terminó el contrato seguí ad-honorem.

Salud (brindan con soda)

TODOS: Salud (se acerca Elsa a la mesa)

ELSA: (a Alias). Discúlpame ando buscando un libro  ,

ALIAS: (con importancia) Que libro es?

ELSA: ¡Los condenados de la Tierra”

TODOS: Nosotros!

ALIAS: De Fanón.

ELSA: Si, lo busque por todos lados. Permiso (se sienta)

ALIAS: Lo voy a conseguir (pausa). Porque te interesa Fanon?

ELSA: Para entender un poco lo que nos pasó.

RELIGIOSO: (A Elsa) vos, crees en dios?

ELSA: (piensa). No sé.

RELIGIOSO: Eso es herejía,

ELSA: Puede ser, pero no me hago problemas.

RELIGIOSO: (se persigna). Ave María Purísima.

ELSA: (Sonríe a Religioso y se dirige a Alias). Volviendo a Fanón, lo vas a conseguir?

ALIAS: Seguro. Ahora mismo lo busco y lo llevo a tu casa y de paso me invitas a comer.

ELSA: Mira que no me gusta esperar, si querés vamos a buscarlo.

ALIAS: Ahora?

ELSA: Ahora,

ALIAS: (se levanta con Elsa). Chau muchachos. Nos vemos (se van)

TODOS: Chau alias.

POETA: Chau, gracias por venir.

(APAGON)

(Al encenderse la luz entran Alias y Elsa a una habitación)

ELSA: Siempre quise conocerte, me hablaron tanto de vos.

ALIAS: De mí, que puedo decirte? Que siempre camino con un libro bajo el brazo, que leo, leo y leo.

ELSA: No me digas nada, conozco todo lo tuyo. (Pausa).se, por ejemplo que un día te enamoraste.

ELSA: Si, eso fue hace mucho. (Piensa) y como lo sabes?

ALIAS: Ya te dije conozco todo. (Pausa). Querés tomar algo? Si, ya se,  chocolatada

ELSA: Como sabes lo que tomo?

ELSA: Sé, nada más. (Pausa) Tomas leche, porque el alcohol te hace mal.

ALIAS: Si, así es. (Pausa, como para romper el hielo) Una vez estaba en un bar y pido una leche, el mozo me mira, me trae a leche, la tomo, al rato le pido otra, me vuelve a mirar y me dice: (imitando al mozo) “ que lo dejó su mujer?” en ese momento no entendí nada, después me causo mucha gracia (riéndose, pausa). La verdad que estuvo genial. (Riéndose en el recuerdo)

ELSA: Porque tomabas?

ALIAS: Si yo supiera (pausa). Es que tiene que haber un porqué, tomaba nada más. (Esto es lo último cortante)

ELSA: Muchas veces te he visto perdido.

ALIAS: (Piensa, recuerda) era como volver a nacer, era como que recién comenzaba a descubrir el mundo, hasta las cosas más insignificantes, lograban importarme. (Pausa). De golpe me encontraba caminando sin rumbo, por la noche y la ciudad brillaba, todo brillaba, como cuando uno mira con los ojos casí cerrados, todo brilla, pero con un brillo distinto. Una vez camine debajo de la lluvia, todos iban con paraguas, yo me asuste porque creí que eran hongos gigantes que me perseguían, que susto. (pausa) después de eso estuve bastante tiempo sin tomar. Otra vez me mache, y vi a dos en una bicicleta, uno estaba parado atrás, yo creí que eran dos en un subi-baja que se desplegaba, (pausa). De todas maneras no estamos todo en un subi-baja.?

ELSA: No podes destruirte así.

ALIAS: Que se cague el vegetativo.

ELSA: Y eso, qué es?

ALIAS: El vegetativo, es el sistema nervioso, ese que se maneja solo.

ELSA: Ah, era eso. De todas maneras tenés que cuidarte.

ALIAS: Para qué?

ELSA: Para la vida,

ALIAS: Tantas veces la sentí tan cerca a la muerte que me parece que ya somos amigos. Lo peor de la curda, es el frio que recorre todo tu cuerpo, no sabe si la curda, o la vida que se va y los temblores que quieren volverte loco, y vos con todo el cuerpo anestesiado, tirado en cualquier esquina esperando el final.

ELSA: (Lo mira, pausa). Mereces una muerte más sublime.

ALIAS: Que sublime ni sublime. La muerte es una sola.

ELSA: Ahí te equivocas. La muerte es distinta para cada uno, y quizás no exista.

ALIAS: Tonterías. Como que no existe?

ELSA: La muerte es la ausencia de  vida. Por lo tanto, cada uno elige como vaciarse de vida.

ALIAS: Cada vez entiendo menos.

ELSA: Es sencillo, lo que quiero decirte es que nosotros elegimos cuando y como morir. Vos por ejemplo estuviste muchas veces a punto de morir,

ALIAS: Si, ya se, pero no afloje. Quiero morirme en lo mío.

ELSA: Lo tuyo, si no tenés nada.

ALIAS: Como que no, tengo almacenada acá (se toca la cabeza) en el fondo de esta cabezota, los miles y miles de libros que lei. Es lo único que voy a llevarme.

ELSA: Y mi recuerdo.

ALIAS: Si (Alias la mira, le da la mano, la mira con ternura)

ELSA: Asi de fácil?

ALIAS: Si quiero dejarme llevar…

ELSA: Será la ultimo que hagas, después son hay vuelta, vas a cumplir tu destino. Si, como un libro. Se juntaran tu último recuerdo, con tu primera lectura.

ALIAS: Como, o con un libro?

ELSA: Como un libro y con un libro. (Lo besa, comienzan a acariciarse y apagón)

(Al encenderse la luz están todos sentados en el bar, entra Revo)

REVO: Murió Alias.

TODOS: Alias? (se quedan pensando). De que murió?

REVO: Lo mataron cuando quiso saquear una librería y nadie lo acompaño.

POETA: Que pueblito inculto.

MUSICO: Estaba en la curda?

REVO: No se sabe nada

POETA: (Por decir algo). Se acuerdan de Arias.

TODOS: Que?

POETA: Arias, se acuerdan de Arias?

REVO: No, no es Arias, es Alias, con ele.

POETA: No, yo digo Arias, en que jugaba en la cuarta de San Martin.

RELIGIOSO: Si, nos acordamos, pero que tiene q ver con Alias.

POETA: No, no tiene nada que ver, pero yo me acorde de Arias. Y ustedes se acuerdan de Arias?

TODOS: (molestos). Uf, si (pausa).

REVO: Alias fue un hombre coherente con su pensamiento, había prometido que nunca iba a trabajar y cumplió.

MUSICO: Que hacia?

REVO: Leía. Su ocupación era leer, se leyó todo.

RELIGIOSO: De qué vivía?

REVO: Hacia colas. Como en éste país se hace cola para todo, tenía mucho trabajo.

POETA: Muchas veces se equivocó de cola, pero eso no era un problema para él. Imagínate hacer cola toda la mañana, y cuando llegas a la caja te dicen que no, esta no es, es la otra que es más larga todavía.

REVO: Alias se la bancaba, como un profesional era. Con su librito, calladito, comenzaba de nuevo.

MUSICO: Además lo que leía, lo hacia en el ambiente donde se desarrollaba la acción, por ejemplo las novelas policiales donde las leía? Exacto. En la comisaria, le pedía permiso al comisario, y así se ambientaba

POETA: Si, muchas veces lo encontré en el hospital leyendo una de médicos.

REVO: Los temas políticos en la casa del gobierno, o en la legislatura.

POETA: Últimamente, estaba muy triste, muy desmejorado, tenía mucha competencia.

REVO: Claro, el siempre vivió de la caridad, y de los amigos. Con la globalización empezó a competir con profesionales, ejecutivos, empresarios, los tiempos había cambiado. No supo amoldarse a los cambios.

POETA: También te la regalo, una cosa es competir con cirujas o linyeras y otra cosa muy distinta con profesionales.

REVO: Si, hasta la libretita donde anotaba los nombres de los que lo invitaban a comer se la robaron.

MUSICO:  , cuando la encontró, su nombre estaba tachado, y se habían anotado investigadores del Conicet, rectores, profesores, médicos, todo un sector social que antes no era competencia para el.

REVO: Lo mato la crisis.

RELIGIOSO: Pobre Alias, con la malaria, ya ni el diario podía leer. Cuando quería llevarse el diario del bar el mozo le decía que le ganarón de mano. Asi no se puede vivir.

REVO: Pero nuestro amigo, murió en su ley, renegando y putiando contra este pueblo inculto, que no quiso acompañarlo a saquear una librería.

MUSICO: (Canta “a Discepolin” de Manzi)

POETA: Con el permiso de ustedes, pongo a vuestra consideración, lo que vamos a poner en su tumba, como un eterno reconocimiento a quien fuera en vida, uno delo mas grandes lectores del mundo. Epitafio para Alias: (todos de pie).

“Aquí, descansa Alias con un libro por almohada; el que nunca hizo nada, ahora ya-ce”

(APAGON)

(al encenderse la luz, músico y Elsa entrando al departamento de Elsa)

MUSICO: Y cuando empecé a hablar, todos me miraban como loco.

ELSA: Cuantos años tenías?

MUSICO: Cuatro

ELSA: Porqué no hablabas?

MUSICO: Porque no tenía ganas. Todos pensaban que era mudo. Me llevaban al psicólogo, al neurólogo, a los curanderos, y nada.

ELSA: No entiendo porque lo hacías.

MUSICO: Digamos travesura infantil.

ELSA: Vaya que travesura.

MUSICO: Tenia a toda mi familia detrás mío. (Canta “como tu madre/ morena saravá/ como tu madre. Bendita sea la rama/ que al tronco sale/ niña pasó la noche, / niña pensando en ti, por tu amor yo me muero/ desde que te vi/ morena savará/ desde que te vi,

ELSA: (Emocionada) que bella canción, es tuya?

MUSICO: No, es una vieja canción española. Con ella mi abuelo la enamoro a mi abuela.

ELSA: (picara). Y vos querés hacer lo mismo conmigo…

MUSICO: Si

MUSICO: No hace falta. (Al escuchar esto, Músico deja la guitarra, se dirige a Elsa, se para frente a ella, y la mira, están mirándose hace rato, descubriéndose, miradas muy intensas, Elsa le extiende la mano y la comienza a acariciar)

(APAGON)

(Al encenderse la luz están todos en el bar, los muertos también, pero no hablan, cuando quieran decir, algo se los hace callar diciéndoles “vos no hables porque estás muerto”, o “vos tenés voto pero no voz. Entra religioso).

RELIGIOSO: Se enteraron. Murió el Músico.

TODOS: (Extrañados) Qué?!

RELIGIOSO: Si, murió mientras dormía, se durmió con la radio prendida. Lo mato una cumbia villera,

(Todos se quedan tristes acordándose del amigo)

POETA: (Por decir algo con mucha importancia, como si fuera un locutor). Se acuerdan del glostora tango club?

TODOS: (sin entender) de qué?

POETA: Del Glostora tango club.

REVO: Pero qué tiene que ver eso con el músico?

POETA: Nada, pero como hablaron de la radio, yo me acorde del glostora tango club (lo dice imitando a los locutores de esa época). Y ustedes, se acuerdan?

TODOS: Si.

POETA: (siempre como locutor) Y de “La revista Dislocada”.

TODOS: De qué?

POETA: La revista dislocada, otro programa de radio. que decian : ” deben ser los gorilas, deben ser “.

TODOS: (Con fastidio). Uf si!

POETA: De los Perez-Garcia. La familia Falcón.

REVO: Cortá  ya poeta.

RELIGIOSO: Como homenaje a nuestro amigo, aquí presente pero en verdad ausente, vamos a escuchar su música.(comienza a sonar la novena sinfonía de Beethoven, el movimiento coral del himno a la Alegría, todos con mucho respeto, escuchan)

POETA: (Al terminar la música). Yo le escribí unas palabras, a ver qué les parece.

“la música, fue su quimera/ siempre nos acordaremos de él, / por culpa de la cumbia villera/ fue a cantarle a Gardel”

(APAGO(Al encenderse a luz de la pieza de Elsa, el poeta la mira con mucho amor)

POETA: Pensar que todos en la mesa estamos enamorados de vos.

ELSA: Yo también. Querés tomar algo?

POETA: Si, lo que tengas, nosotros los  poetas no somos selectivos, ni para la bebida (con picardía) ni para el amor.

ELSA: Voy a ver que hay. (Se va. Poeta comienza mirar la pieza y descubre la guitarra, juega un poco,  .  entra Elsa con dos vasos y lo escucha con mucha atención)

ELSA: (con mucha dulzura) Me gustaría leer algo tuyo. Es posible?

POETA: Bueno, acá no tengo nada, pero si querés te digo una poesía.

ELSA: Escucho. (Pausa, silencio)

POETA: “si un día me recuerdas,/ estaré entre tus sueños, perdido, / buscando lejanas quimeras,

De un amor olvidado. / Yo que pensaba un mundo mejor, / puedo decir, sin temor, te amo como a mi sombra, / que con la noche te nombra”.

ELSA: (lo mira emocionada, por decir algo). Que dulce.

POETA: (se queda sorprendido) dulce?

ELSA: Si, dulce.

POETA: (sigue sorprendido). Dulce, has dicho?

ELSA: (Con seguridad) sí.

POETA: (comienza a llorar como un niño) no, no, no… mi poesía es dulce. Mi poesía es dulce. No puede ser, (con mucha bronca) dulce (grita). No, dulce es la caña, el caramelo, la miel. Pero mi poesía, no, mi poesía es sagrada.

ELSA: (consolándolo). Bueno, bueno, discúlpame, no quise ofenderte.

POETA: Si yo hago poesía dulce, (irónico) entonces cuando comes masitas, seguro que decís, (imitándola) que metáfora tiene este cañoncito de dulce de leche, escuchá la rima de la palmerita, o los coquitos que cacofónicos son.

ELSA: Si, tenés razón. (pausa). Ándate a la mierda.

POETA: Como?

Nada, simplemente que no quiero estar con vos.

POETA: (se acerca a ella, intenta abrazarla y besarla, ella lo rechaza, pausa). Bueno, está bien. (Nuevamente intenta besarla, ella se resiste, hay forcejeos. El intenta tirarla en la cama, hay lucha éntrelos dos y violencia)

ELSA: No, no no… déjame. (El sigue) déjame, (mas fuerte), déjame. (Se quedan los dos quietos, ambos están mal, él había comenzado a desvestirse, y había desabrochado algunos de los botones de  la camisa de ella. Juntos comienzan a incorporarse y a arreglarse la ropa)

POETA: (después de un tiempo, se escucha “Va pensiero” de la opera Nabuco de Verdi) y esa música?

ELSA: Mi vecino, por favor, ándate.

POETA: (comienza a incorporarse. como para romper el hielo). Bueno, no todo en la vida es poesía, no?

POETA: (caminando hacia la puerta. Abre la puerta haciendo señas para que se vaya). No, ya lo creo que no. (Se quedan los dos en la puerta, el saliendo, se miran).

ELSA: (repite recordando “con un poema y un fal, el mundo se puede cambiar”)

POETA: Y eso?

ELSA: Lo decía alguien a quien quise mucho. (Pausa). Chau.

POETA: (la mira. Quiere darle un beso de despedida, ella le pone la cara muy fría). Chau

(APAGON)

Al encenderse la luz, están en la mesa: Alias, Músico y Poeta. Debe ser una luz que indique que están muertos.

MUSICO: Y Alias, como te trata la vida?

ALIAS: La vida?

MUSICO: Bueno, es una forma de decir.

POETA: Tanta elucubraciones, y resulta que la muerte es lo mismo que la vida, pero al revés.

ALIAS: La vida es la tesis, la muerte la antítesis.

POETA: Y la síntesis?

MUSICO: Será la música?

POETA: O el arte, o la religión. Vaya uno a saber.

ALIAS: Lo que me costó acostumbrarme a los cambios. Antes no laburaba, ahora laburo todo el día y no leo.

MUSICO: Todo al revés.

ALIAS: Y bueno, es hasta que te acostumbras.

POETA: Los relojes andan al revés. Primero son las doce y después son las once.

MUSICO: Viste los pediatras atienden a los viejos.

POETA: A lo mejor, los conceptos son distintos.

ALIAS: Yo ya estoy canchero.

POETA : Se acuerdan de Elsa ¿

MUSICO: A mí, me trato muy bien.

ALIAS: Si, a mí también. Pero eso no quita que… (lo corta el Poeta)

POETA: A mí no, a mí me destrozo. Dijo (imitándola) que mi poesía es dulce.

ALIAS: Eso dijo?

POETA: Si.

ALIAS: Lo que son los gustos. A mí me parecen bastante saladas (ríe)

MUSICO: (serio). Y mi opinión te interesa?

POETA: Por supuesto.

MUSICO: Así que para Elsa, tu poesía era dulce.

POETA: Si

MUSICO: Para Alias, es salada?

ALIAS: Si

MUSICO: (Siempre serio) para mí, no es ni dulce ni salda. (Alegría en Poeta), es (lo mira al Poeta. Éste muy ansioso) desabrida. (ríen).

POETA: Con ustedes, ni muerto se puede hablar en serio.

ALIAS (Mira a un costado). Se acerca San Carlos. Nada de joda, no?

MUSICO y POETA: (Con picardía). No, no.

RELIGIOSO: Adiós, adiós… que, no hay nadie? (Los otros lo saludan, pero el Religioso no los ve. Se sienta a esperar, toma soda). Aquí de sentaba Alias, (Alias mueve la cabeza), allá el Poeta, (ídem Poeta), y en ésta el Músico. (Toma soda). Salud, (los otros chocan el vaso con el. Se queda frio muy asustado, comienza a temblar). Salud, (de nuevo los otros brindan. Más asustado). No puede ser, (se persigna). Este esta poseído (Quiero tomar soda, Alias lo palmea en la espalda. Se queda más duro, los otros muy alegres). Quien está aquí? (los otros le contestan: nosotros). Quien? (saca un crucifijo, y con la mano temblorosa, lo dirige a las mesas. Los otros ríen cada vez más. Comienzan a despeinarlo, a palmearlo a sacudirlo). Basta. (Siempre con el crucifijo). Vade retro Satanas. ( se quedan todos quietos). Si quieren que me quede, pórtense bien, de acuerdo? (Se levanta, se va al baño. Vuelve rápido).  Milagro hay luz en el baño, esto está poseido, (muy nervioso). Mejor me voy. (Se para, y los otros o sientan). Bah, bah, no empecemos de nuevo. (Vuelve a levantarse, y lo vuelven a sentar). Che, quiero ir al baño (se enciende sola  la  luz del baño.    los otros se ríen).  Vuelve a quedarse frio). Mejor me voy. (Sale corriendo, los otros  siguen riéndose)

(APAGON)

(Al encenderse la luz, está Revo solo en el bar,   entra Elsa)

REVO: (Al ver vacío el escenario). “Primero se llevaron a los comunistas, pero a mí no me importo, porque yo no era. Después detuvieron a los religiosos, pero a mi tampoco me importo…

ELSA: Hola, murió el Poeta.

REVO: (No dice nada, como si supiera esa noticia).murió? (piensa. Y ahora quien escribirá para él?

ELSA: Yo

REVO: Ah y que vas a decir

ELSA: “el viento se llevó los algodones”.

REVO: (piensa). Si, está bien. Pero no es lo mismo, él era inventor de palabras, y no es fácil reemplazarlo.

REVO: (Piensa). Quien sos?

ELSA: Una vieja amiga; del color del tiempo

REVO: (molesto). Porque te acercaste a nosotros?

ELSA:  Por la constante búsqueda de la felicidad,

REVO: Pero todos murieron, menos yo.

ELSA: El día no termino todavía

REVO: Como diría el Religioso “Ave María Purísima” (se persigna)

ELSA: No es para tanto, no soy tan mala.

REVO: Nadie es bueno o malo, se es, nada más.

ELSA: Bueno, yo soy nada más.

REVO: Quien sos?

ELSA: Adiviná.

REVO: La muerte, el amor…

ELSA: O la vida, o la historia, ni yo lo sé! (pausa, piensa). Hace muchos años, estaba sentada en el bar del parque, mirando la ciudad a través de la ventana. El paisaje era como todos los días, arboles, juegos infantiles, hombres y mujeres que caminaban. De golpe un muchacho se sentó en un banco a la par del bar, miraba el reloj, el cerro, como un tic nervioso.

ELSA: Llego la policía y lo agarro, el muchacho gritaba, pedía auxilio (pausa). Nadie hizo nada. Lo secuestraron y nosotros no hicimos nada, todos miraban para otro lado. Los autos seguían por la avenida,  la televisión pasaba una carrera de caballos, un chico andaba en bicicleta, una prostituta buscaba clientes. Todo seguia igual mientras una persona desaparecía. Me quede un rato sola, triste, pensando y puteando. (Pausa) y cuando pude recuperarme me fui hasta el banco donde había estado. Solo quedaba de el, una gorra y un bollito de papel, donde estaba escrito_

Con un poema y un fal, / el mundo puedo cambiar,/ por una estrella y un corazón, / iremos juntos, los dos” patria o muerte, venceremos. Su mirada en la mía, su reproche en los ojos no son fáciles de olvidar.

REVO: (Después de un tiempo)Si, eso lo entiendo, pero nosotros donde entramos?

ELSA: Desde entonces son una especie de imán de moribundos, la brújula delos suicidas.

REVO: Y dale con la muerte, vuelvo a repetirte : yo no quiero morir.

ELSA: Y ellos? (Con fuerza señala la mesa y la golpea)

REVO: No sé, nunca lo hablamos.

ELSA: Era lo que querían (pausa, camina).la soledad de ustedes me enternecía (pausa). El mío fue un acto de amor. (lo mira) Llámalo como quieras, yo era el único consuelo que ustedes tenían, les cambiaba el paisaje. Sin mi hubiesen muerto…

REVO: (Interrumpe irónicamente).si, están todos muy vivitos y coleando.

ELSA: (Cortante). Déjame terminar, le di una muerte digna, una muerte feliz. Les hice conocer la felicidad y después…

REVO: No juegues con el destino

ELSA: No soy Dios, con perdón religioso, ustedes deseaban morir, y yo les brinde la mejor forma. Amor y muerte.

REVO: No entiendo

ELSA: Hay cosas que no se pueden entender, se sienten y nada más.

REVO: Como murieron ellos?

ELSA: No tenés miedo al contagio vos?

REVO: No, contame.

ELSA: Hacíamos un viaje a través del tiempo. yo desplegaba mis alas (imita el vuelo de los pájaro) y comenzábamos a flotar en el aire, mezclándonos con los pájaros, las nubes, y el viento… la cara de tus amigos era sublime. (Pausa). Recorríamos los primeros sentimientos, las primeras frustraciones. Viajábamos con imágenes que pasaban rápido, como si fuera una película, donde estaba todo lo que habían vivido y el futuro que tendrían, en ese momento, les daba la oportunidad de bajarse. Ninguno quiso, todos siguieron,  hasta el final. (Pausa). Solo hice lo que ellos querían. (Pausa).

REVO: Sí, pero de todas maneras a mi déjame como estoy.

ELSA: Hay gusto para todo. Además todo se olvida, otros amigos  van a reemplazar a los que se fueron.

REVO: Yo no quiero reemplazar a nadie. La vida no es un equipo de futbol, donde el 22 entra por el 16. Para mí no es así, ya reemplacé amigos una vez y no quiero hacerlo de nuevo. (Comienza a caminar como para irse, de golpe se para, se queda pensando y vuelve). Cuando fue lo del parque?

ELSA: Un 21 de septiembre de 1975, el día de la primavera o del estudiante.

REVO: A las 4 dela tarde?

ELSA: Exactamente.(piensa) Como sabes?

REVO: Porque yo estaba ahí.

ELSA: En qué parte?

REVO: Sentado en ese banco   junto al bar.

ELSA: Sí, de ahí lo levantaron. (pausa, lo mira fijo a los ojos, se queda mirándolo, se golpea el pecho). Es la misma mirada que tenían tus amigos antes de morir, ahora lo entiendo. (triste).porque no dijiste que eras vos? El del poema y el fal. Toda mi vida estuve buscándote  y solo encontré tu gorra de adolescente,   Como no te encontré en la vida te seguí buscando en la muerte. (Lo abraza emocionada)

REVO: (Se para con miedo). Siempre supe que eras vos, pero tuve miedo.

ELSA: Miedo a que?

REVO: Al pasado

ELSA: Al pasado o al presente?

REVO: No es lo mismo?

REVO: (Se sienta y Elsa se sienta y lo escucha) Yo militaba en la universidad, pero me canse de la discusión intelectual así que decidí incorporarme en la compañía de Monte. (Elsa queda oscura, Revo iluminado, como si estuviese en posición de combate, cuerpo a tierra. Ruido de ametralladoras). Cuidado compañera. Es una emboscada, (más ametralladoras, como si fuese un enfrentamiento, grito de mujer como que le dieron). Estás bien. Compañera, estas bien?

ELSA: (en la oscuridad) Me dieron, me dieron.

REVO: (Disparando, comienza a acercarse al supuesto lugar donde está la mujer) Aguanta un poco, aguanta un poco. (Dolor en la mujer).

ELSA: No. Déjame, sálvate vos, yo no doy más. Ándate, pero no me dejes viva porque me van a destrozar, por favor, mátame. (Revo  no sabe qué haces se escuchan voces que se acercan, duda, piensa. Voz en off con hilo de vos. No quiero que me maten ellos, matame vos, compañero por favor. Las voces se acercan más a Revo, le da un beso en la cara y le toma la mano, voz de mujer agonizando). Ándate, sálvate vos compañero, (Revo dispara a los enemigos, se queda a la par de la mujer, le toma la mano, la caricia). (se queda inmóvil a su lado, la besa. Se queda acariciándola, se queda un rato pensando. Se ilumina el escenario nuevamente).

REVO: (A Elsa). Nunca supe quién era, solo que se llamaba Liliana. Antes de morir medio esto, (una pequeña pulsera) que siempre llevo conmigo. (Le muestra a Elsa).

ELSA: A ver, (la mira, la aferra fuerte con lágrimas, la besa), si, esta es. Es la que le regalo papá cuando cumplió quince años.

REVO: Papa?!

ELSA: (Lo mira, dice muy suave) Si, papá. (Pausa). Mi hermana, era mi hermana.

REVO: Como?

ELSA: Liliana era mi hermana o mejor dicho Graciela, porque así se llamaba. (Saca dela cartera una pistola, con odio, apuntándolo) Porque la mataste?

REVO: (Sin entender) Que haces?

ELSA: Mataste a mi hermana hijo de puta (siempre apuntándolo) Hijo de puta porque la mataste?

REVO: Yo no la mate

ELSA: Si la mataste

REVO: Te juro que no la mate

ELSA: (Con fuerza). Mentira. Vos mataste a mi hermana.

REVO: No sé qué decirte. Tu hermana estaba muriéndose, me quede a su lado hasta que murió. Es más, escondí su cadáver para que no lo encuentren. Después la enterramos.

ELSA: Mentira, vos mataste a mi hermana.

REVO: Yo no mate a tu hermana, Tranquila, tranquila, dame esa pistola (comienza a acercarse a ella)

ELSA: No te muevas que te disparo. sentate y no des un paso porque te mato. (Revo acerca una silla y se sienta).

REVO: Esto es una locura.

ELSA: Cállate

REVO: Está bien (pausa). Yo, no la mate.

ELSA: No te creo.

REVO: (Se para). Tranquila. Escúchame por favor.

ELSA: (Apuntándolo). Sentate y no digas nada.

REVO: (después de un tiempo). Una vez me jugué la vida por lo que creí, ahora lo hago para que me creas. (Se levanta).

ELSA: No lo hagas que disparo, (se quedan quietos, Elsa apuntándolo, hay mucha tensión).

REVO: Por favor, dame esa pistola. (Comienza a caminar hacia ella. Se para muy cerca de ella, intenta quitarle la pistola, forcejean, se caen, se escapa un tipo los dos fríos en el piso, la pistola cae, la agarra Revo).

ELSA: (Llorando). Porque tenías que ser el asesino de mi hermana.

REVO: (Abrazándola, consolándola). Yo no la mate, tenés que creerme (quiere acariciarla)

ELSA: No puedo, el recuerdo de Graciela no me deja.

REVO: (Quiere acariciarla) Por favor…

ELSA: (Rechazándolo). No me toque….

REVO: (Se levanta). Tu hermana murió por un mundo mejor.

ELSA: (llorando). Ándate.

REVO: (yéndose, se vuelve) Quien te dijo que yo mate a tu hermana.

ELSA: El oso.

REVO: El oso era un infiltrado. Lo ajusticiamos por traidor. (Da unos pasos, vuelve, le entrega la pistola) Tomá, es tuya. (Pausa, comienza a caminar como si pensara). No hay peor enemigo que la impotencia.

ELSA: Porqué tengo que créete?

REVO: Porque es la verdad, (Pausa. Se quedan los dos en silencio, comienza a sonar ”Del gemido de un gorrión” por “Alma y vida”). (Revo camina para irse).

ELSA: (Después de un tiempo). Amabas a Graciela?

REVO: Amaba a Liliana.

ELSA: Y ella?

REVO: Siempre me vio como un compañero más

ELSA: Sin embargo, en las cartas hablaba mucho de Yaco. Quién era?

REVO: Yo. (Pausa).me había olvidado de ese nombre, hacia tanto que no lo escuchaba…

ELSA: Me imagino.

REVO: (Pensando). No sé por qué el pasado se empecina tanto en volver,

ELSA: A lo mejor nunca se fue, (pausa).Donde esta?

REVO: En un bosque de pinos, cerca de Potrero de las Tablas.

ELSA: Volviste?

REVO: Todos los meses, cada vez que voy hay más flores.

ELSA: Me vas a llevar?

REVO: Si, (pausa) como era Graciela?

ELSA: Era un ser maravilloso, de una sensibilidad exquisita, le dolía hasta la muerte de una mariposa. Recuerdo la última vez que la vi, reunió a toda la familia y nos dijo, que por un buen tiempo no la veríamos, no preguntamos anda, nos quería mucho. Se despidió de todos, y cuando me tocó el turno, me abrazo fuerte, muy fuerte, me beso y me dijo: chau pequeña, espero volver a verte algún día. (Pausa, triste). Pero ese día nunca llegó. Nos enteramos por una llamada telefónica que había muerto. Siempre quise saber cómo murió. (Pausa). Bueno, ahora ya lo sé.

REVO: Si. (Pausa, con ternura)

ELSA: Y a vos a donde te llevaron?

Al hospital, yo estaba muy herido, imploraba morirme, pero ellos me querían vivo para sacarme información y después matarme. Me torturarón a más no poder, hasta me dierón por muerto. Despues me legalizarón. Eso me salvo. Fue terrible . Prefiero no  acordarme.  Las marcas quedaron. (Se acerca a Elsa se abre la camisa y le muestra el pecho lleno de cicatrices). Mira. (Elsa deja la pistola apoya su cabeza en el pecho y comienza a besarlo en las heridas. mientras ellos se acarician, se escucha el coro “Presentes”. Se va acabar. Se va  acabar. Qué lindo. Qué lindo que va a ser….)

ELSA: Bueno, bueno, ya está. (Mientras lo besa) ya no hay nada, esas marcas ya no están,(sigue besándolo) se fueron. (Elsa le saca la camisa, se saca la de ella, comienzan a desvestirse, se acarician)

LOS DOS: Se fueron?

(APAGON).                                       Autor: Roberto Lascano

 

Written by

Liter-aria. Revista de escritura

María del Pilar Moreno Martínez es profesora en Letras, egresada de la UNT. Comparte su actividad como escritora de relatos y poemas con la producción de ensayos. Publicó en diversas Antologías . LA RAMA DORADA , POEMAS Y MUROS COMO PUENTES y DE RESTOS Y DE RETOS son TRES de sus libros publicados hasta ahora. Además creó y administra desde 2009 esta revista literaria en internet, LITER-ARIA, www.liter-aria.com.ar, que difunde escritura de jóvenes y adultos de nuestra provincia y del exterior. Fue Coordinadora de Talleres de Expresión y comparte su tarea escrituraria con la dirección teatral. Creó y coordina el grupo de arte EL CANDIL.