Al despertar, no había imaginado que media hora más tarde se toparía con un bosque en plena calle. Así, como tirado al desgano por el alba, con hilachas de niebla aún entre las ramas. Reticente al principio, se quedó mirándolo y, como no había testigos, decidió meterlo dentro de suContinue Reading